fbpx

Fin a la injusticia: Ya es legal en toda la Argentina el autocultivo de cannabis medicinal

Fin a la injusticia: Ya es legal en toda la Argentina el autocultivo de cannabis medicinal

Es masiva la marcha por la aparición de Santiago Maldonado
Maternidades del todo el País piden que no destruyan las Qunitas

Un cambio de paradigma, un cambio de época. Así puede ser visto sin dudas el nuevo Decreto 883/2020 publicado a las 00 Hs. de hoy en el Boletín Oficial que reglamenta el uso medicinal de cannabis y “facilita e impulsa la investigación científica orientada a los posibles usos terapéuticos”.

Para las organizaciones de autocultivo, Alberto Fernández cumplió con su palabra. Hace exactamente cuatro meses, el Ministerio de Salud le enviaba al presidente, el decreto para su firma y tal como lo había prometido en la campaña, lo firmó.

Fin a la injusticia: Ya es legal en toda la Argentina el autocultivo de cannabis medicinal 1

Hasta ahora, la tenencia de semillas y plantas aun en el ámbito privado y para consumo personal o terapéutico, estaba penado por la ley de drogas (23.737) con hasta 15 años de prisión. Al menos en el aspecto medicinal, esta regulación significa el fin de esa injusticia.

Desde hoy, la reglamentación habilita no sólo a importar productos medicinales de cannabis, que ya estaba permitido aunque solo para las epilepsias refractarias y vía ANMAT con un trámite engorroso, sino también a que farmacias en nuestro País, estén habilitadas para vender y producir “formulaciones magistrales”, como aceites, tinturas o cremas. Para quien no quiera, no le interese o no pueda cultivar en su casa podrá conseguirlo sin dificultades. Hasta ahora, la mayoría de los usuarios que no accede al cultivador solidario consume en el mercado negro, sin control de la calidad de la sustancia.

Además, la nueva norma cortará el límite que impuso el modelo del gobierno de Mauricio Macri respecto de las patologías habilitadas para el tratamiento. A partir de la publicación de la nueva normativa no sólo tendrán el permiso los pacientes con epilepsias refractarias sino también el resto, cualquiera sea que obtenga efectos positivos.

Se crea también el “Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus Derivados y Tratamientos No Convencionales” en el marco del Ministerio de Salud de la Nación. 

Fin a la injusticia: Ya es legal en toda la Argentina el autocultivo de cannabis medicinal 2

El decreto “facilita e impulsa la investigación científica orientada a los posibles usos terapéuticos y avanza en garantizar el acceso a las terapias de forma segura e informada para todos los usuarios y usuarias, otorgándole al médico un rol fundamental en el acompañamiento de los pacientes”.

Entre los objetivos figuran “la promoción dirigida a equipos de salud y organizaciones de la sociedad civil y la implementación de acciones de concientización sobre el uso del cannabis y sus derivados”.

También, apunta al “desarrollo de guías de asistencia, tratamiento y accesibilidad; la provisión en forma gratuita por parte del Estado de derivados de la planta para pacientes que cuenten con indicación médica y con cobertura pública exclusiva, y el impulso de investigaciones relacionadas con los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados”.

“Se autoriza, previa inscripción en el nuevo Registro del Programa de Cannabis (Reprocann) el acceso al aceite de cannabis a través del autocultivo, el cultivo solidario o bien a través de la utilización de especialidades medicinales, en los casos en que exista indicación médica”, indica la norma. 

En último término marca que el Estado “brindará colaboración técnica para impulsar la producción pública de cannabis en todas sus variedades y su eventual industrialización para su uso medicinal, terapéutico y de investigación en los laboratorios de producción pública de medicamentos nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos”.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) podrán cultivar cannabis y el Instituto Nacional de Semillas (INASE) será el encargado de regular “las condiciones de producción, difusión, manejo y acondicionamiento de los órganos de propagación de esta especie que permitan la trazabilidad de los productos vegetales”, establece la medida.

ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD
A %d blogueros les gusta esto: