fbpx

Nueva Cuarentena: ¿Que va a pasar con las tabacaleras?

Nueva Cuarentena: ¿Que va a pasar con las tabacaleras?

La Provincia de Buenos Aires suspende desalojos y ejecuciones hipotecarias
Argentina tiene una nueva ley de alquileres

La vuelta a una cuarentena más estricta en el AMBA a partÍr del miércoles 1 de julio, abrió algunos interrogantes entre las industrias que han podido abrir sus puertas en la fase 3, entre ellas las tabacaleras. En el Conurbano Boanerense hay tres fábricas de cigarrillos: una en Merlo (Massalin Particulares) otra en Pilar (BAT) y otra en Avellandea (Saraní). El abastecimiento de cigarrillos depende de estas 3 plantas y lo que suceda con ellas, puede volver a poner nerviosos a los fumadores, que ya sufrieron el desabastecimiento durante más de un mes.

Aunque todavía no hay precisiones sobre la continuidad de la producción de cigarrillos, los indicios no son los mejores. Varias fuentes consultadas aseguran que pararan su producción al menos por 15 días

El intendente de Avellaneda, ciudad donde se encuentra alojada la tabacalera Sarandí, pidió a las autoridades nacionales y provinciales aumentar las restricciones de circulación y volver a la fase 1, y reclamó “una respuesta solidaria y única de todo el AMBA“.

En cuanto a industrias, desde ya que las esenciales deben permanecer abiertas, pero las que no lo son y fueron habilitadas a reabrir deberán ajustarse a protocolos más estrictos de salud y garantizar el transporte de sus empleados en forma particular, sin usar el transporte público“.

Merlo, con casi 800 casos y Pilar con casi 400 contagios al día de la fecha, lugares dónde se encuentran las fábricas de las principales tabacaleras, Massalin y BAT respectivamente, no representan el foco de contagio dentro de la provincia. El problema que ambas competidoras deberán afrontar es que sus trabajadores provienen de otros partidos del conurbano bonearese.

Planta de Massalin en Merlo

De esta manera las tabacaleras podrían sufrir un nuevo cierre, de no se autorizadas a continuar dentro produciendo, como actividad “no esencial” o sufrir un cierre temporal hasta optar por cumplir con los nuevos protocolos que podrían serles asignados. Lo que podría generar un nuevo stop en la producción de cigarrillos, si la fase 1 se extendiera más de 15 días podría peligrar nuevamente el abastecimiento y distribución de tabaco. Recordamos que las tabacaleras han acotado sus variedades y dejaron de fabricarse algunas de sus presentaciones.

Según informa la Cámara de Kiosqueros Unidos, durante la cuarentena, cerraron 56.000 kioscos, algunos de forma temporal y otros de manera definitiva. Esto, generó molestias en el rubro y mucha preocupación. Los kioscos se ven obligados a comprar cigarrillos en combos y a un precio más alto que la lista de precios sugeridos a consumidor final, por lo que se hace imposible vender a precio de lista

Fuente: InfoKioscos

ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD