Tener un tipo se sangre predispone al paciente a un caso grave de coronavirus

Tener un tipo se sangre predispone al paciente a un caso grave de coronavirus

Los alumnos deberán estudiar online con el programa “Seguimos Educando”
La Provincia de Buenos Aires analiza retroceder de fase y endurecer la cuarentena

Un estudio realizado por científicos europeos a comenzado a probar un fuerte vínculo estadístico entre las variaciones genéticas del coronavirus. Las variaciones en dos puntos del genoma humano se asocian con un mayor riesgo de fallo respiratorio en pacientes con COVID-19, según los investigadores. Uno de estos puntos incluye el gen que determina los tipos de sangre. Tener sangre de tipo A se relacionó con un aumento del 50% en la probabilidad de que un paciente necesitara recibir oxígeno o usar un respirador, según el nuevo estudio.

Los metanálisis de los datos agrupados mostraron que el grupo sanguíneo A tenía un riesgo significativamente mayor de COVID-19 en comparación con los grupos sanguíneos no A. Además, el grupo sanguíneo O tenía un riesgo significativamente menor para la enfermedad infecciosa en comparación con los grupos sanguíneos que no son O”, escribieron los autores. Los hallazgos se aplicaban a todos los géneros y grupos de edad

Tipos de sangre

Los tipos de sangre se clasifican de acuerdo con la presencia o ausencia de aglutininas, también llamadas de anticuerpos o proteínas en el plasma sanguíneo. Por lo que la sangre se puede clasificar en 4 grupos sanguíneos de acuerdo con el sistema ABO en:

  • Sangre tipo A: es uno de los tipos más comunes y contienen anticuerpos contra el tipo B, también llamado anti-B, pudiendo recibir sangre sólo de personas del tipo A u O;
  • Sangre tipo B: es uno de los tipos más raros y contiene anticuerpos contra el tipo A, pudiendo sólo recibir sangre de personas del tipo B u O;
  • Sangre tipo AB: es uno de los tipos más raros y contiene anticuerpos contra los tipos A o B, por lo que puede recibir sangre de personas de todos los grupos sanguíneos sin que haya reacción;
  • Sangre tipo O: es conocido como el dador universal, es uno de los tipos más comunes que contiene anticuerpos anti-A y anti-B, pudiendo recibir sangre sólo de personas del tipo O, de lo contrario puede ocurrir aglutinación de los hematíes.

El coronavirus se adhiere a una proteína llamada ACE2 en la superficie de las células humanas para entrar en ellas, por ejemplo. Pero las variantes genéticas en la ACE2 no parecían marcar la diferencia en el riesgo de COVID-19 grave.

Los científicos ya han determinado que factores como la edad y la enfermedad subyacente ponen a las personas en un riesgo extra de desarrollar un caso severo de COVID-19. Pero los genetistas esperan que una prueba de ADN pueda ayudar a identificar a los pacientes que necesitarán un tratamiento agresivo. No es la primera vez que la sangre tipo A aparece como un posible riesgo. Los científicos chinos que examinaron los tipos de sangre de los pacientes también encontraron que aquellos con el Tipo A eran más propensos a desarrollar un caso grave de COVID-19.

El coronavirus desencadena una reacción exagerada del sistema inmunológico en algunas personas, lo que provoca una inflamación masiva y daños pulmonares, la llamada tormenta de citoquinas. Es teóricamente posible que las variaciones genéticas influyan en esa respuesta.

Mil investigadores en 46 países están recogiendo muestras de ADN de personas con la enfermedad. Ahora están empezando a publicar datos en el sitio web de la iniciativa.

Andrea Ganna, epidemióloga genética de la Universidad de Helsinki, dijo que los datos recogidos por la iniciativa estaban empezando a apuntar a un único punto del cromosoma 3 como un actor potencialmente importante

COMMENTS

DISQUS: 0
ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD