Un día de muchísima emoción en el país

Un día de muchísima emoción en el país

Quedarán en la historia el abrazo del alma de Fillol y Tarantini con un espectador sin brazos mirándolos, la imagen de Daniel Passarella, el capitán, levantando la primera Copa del Mundo.

Las Leonas cayeron en Ciudad Evita
El GEI derrotó 15 a 10 a Italiano y se afirma en los primeros puestos.

Ayer se cumplieron 42 años del primer Campeonato del Mundo logrado por la Selección Argentina en 1978, con grandes figuras albicelestes.

En plena dictadura militar más sangrienta que sacudió al país, Argentina había ganado la candidatura para organizar la Copa del Mundo en 1978, mientras se dudaba sobre la posibilidad de su realización en el país por la cantidad de obras que se necesitaban.

La organización del campeonato tuvo un costo diez veces mayor al previsto inicialmente. El Mundial le salió a la Argentina unos 517 millones de dólares, 400 más que España en la siguiente edición de 1982.

Y en la parte futbolística, el equipo dirigido por César Luis Menotti empezó el Grupo I con algunos vaivenes. En la primera ronda (jugó todos estos partidos en el Estadio Monumental) se enfrentó a rivales de gran jerarquía. Venció sobre la hora a Hungría por 2 a 1 con goles de Leopoldo Luque y de Daniel Bertoni.

En el segundo encuentro, le ganó a Francia, de Michael Platini, por 2 a 1 con tantos de Daniel Pasarella y Luque. El equipo argentino no tuvo un gran nivel futbolístico, a pesar de las victorias, y en el tercer partido cayó ante Italia por 1 a 0. Por esta derrota, Argentina dejó Buenos Aires y debió ir a jugar la segunda ronda a Rosario.

Estadio Gigante de Arroyito, casa del Club Atlético Rosario Central, el dueño de casa se impuso ante Polonia por 2 a 0 con dos goles de Mario Alberto Kempes. El “Matador” empezaba a ser el más influyente del seleccionado dirigido por Menotti y la pieza clave para la consagración. En el segundo duelo, empató 0-0 ante Brasil, que había derrotado a Polonia y a Perú, obligó a Argentina, si quería ser finalista, a vencer a Perú por más de cuatro goles.

Finalmente el resultado fue de 6 a 0 con un doblete de Kempes, Luque, uno de René Houseman y otro de Alberto Tarantini y avanzó a la final del mundial.

80.000 personas estuvieron presentes en el partido final ante Holanda, en el Estadio Monumental del Club Atlético River Plate donde estuvo repleto y teñido de blanco por la lluvia de papelitos.

A los 37 minutos, Mario Alberto Kempes, con un control orientado, se metió en el área rival y estampó el 1 a 0. Pero Nick Nanninga, a los 82 minutos, marcó de cabeza el empate y el partido debió ir a tiempo extra. En el minuto 104, Kempes dejó en el camino a dos rivales y marcó el 2 a 1 para poner en ventaja a la Selección. “Gol argentino de Kempes, de guapo. Kempes, el goleador del Mundial”, gritaba desaforado José María Muñoz, histórico relator argentino. Daniel Bertoni liquidó el resultado a los 114 minutos y Argentina se impuso por 3 a 1 ante Holanda, consagrándose campeón del mundo por primera vez.

Quedarán en la historia el abrazo del alma de Fillol y Tarantini con un espectador sin brazos mirándolos, la imagen de Daniel Passarella, el capitán, levantando la primera Copa del Mundo.

La formación de esa tarde fue: Fillol; Olguín, Galván, Passarella, Tarantini; Ardiles, Gallego, Kempes; Bertoni, Luque y Ortiz. Luego ingresaron Larrosa y Houseman.

Por último, y como nota de color, para televisar el Campeonato, se creó Argentina Televisora Color (más conocido como ATC) con seis estudios en una superficie cubierta de tres hectáreas. Se gastaron 60 millones de dólares, aunque los argentinos vieron el mundial en blanco y negro.

Por: Juan José Levrero

COMMENTS

DISQUS: 0
ok
recibir noticias
Noticias gratis en tiempo real. Para recibirlas agendanos como DIARIO LA CIUDAD